Algunos errores de traducción son divertidos, otros pueden llegar a ser catastróficos.

Sobre todo los que implican la traducción de documentos que han de presentarse ante organismos oficiales, pero no solo esos.

Los contratos y documentos legales en general han de estar perfectamente traducidos sí o sí.

Encontrar quien te haga esas traducciones con calidad no es tarea fácil, como tampoco lo es que además te las hagan con un servicio profesional en el que se puede confiar.

Para eso hemos desarrollado este documento.

Te servirá de ayuda si tienes que buscar un traductor o agencia de traducción y no sabes cómo hacerlo o te cuesta decidirte entre varias opciones.

¿Quién no se ha encontrado en esa misma situación alguna vez? Buscando por Internet alguien que me pueda dar un determinado servicio y no siendo capaz de tomar una decisión.

Al final de este documento te hemos puesto el checklist de forma resumida, pero déjame que te explique un poco cada uno de sus elementos.

El problema puede ser que todas las opciones te parecen iguales, que la mayoría prometen mucho o simplemente que no acabas de fiarte de lo que lees.

Encontrar un buen servicio de traducción no es muy diferente a buscar cualquier otro servicio, hay tres cosas que necesitas:

1. Calidad del producto final.
2. Profesionalidad en el servicio.
3. Confianza de que te van a dar esa calidad y ese servicio.

Hasta aquí nada nuevo así que debemos ser más específicos. Veamos cómo puedes conseguir calidad, profesionalidad y confianza en el mercado de la traducción.

Calidad del producto final

Tanto si quieres traducir una página web, un documento jurídico, un contrato, un documento oficial o si necesitas una traducción jurada, hay tres aspectos que debes tener en cuenta en todos los casos:

1. Traductor de verdad, un traductor es una persona que ha estudiado como mínimo 4 años en una facultad, y que ha aprendido las técnicas de la traducción, no simplemente el idioma.

2. Traductor nativo en el idioma de destino. El bilingüismo es mucho más escaso de lo que creemos. Y cuando nos ponemos a traducir, todavía más: giros, dichos, expresiones, preposiciones, nuevos términos…
Hay un cúmulo de pequeños detalles que son imposibles de reflejar en la traducción salvo que estés inmerso en el idioma de destino y su cultura. Resumiendo, si necesitas traducir al ruso, que lo haga un traductor ruso.

3. Traductor especialista. No tiene nada que ver una traducción jurídica con una médica, con una técnica. Solo hay que imaginarse a un médico en un juzgado, o a un abogado en un quirófano.

Profesionalidad en el servicio

¿Cómo se puede medir la profesionalidad de un servicio que todavía no has recibido? La respuesta es simple: no se puede.
Aunque hay ciertos indicadores que te van a hablar de la profesionalidad de una empresa aun antes de trabajar con ella. Si no percibes estos indicadores en tu interacción con la empresa de traducción, ándate con cuidado.

1. Presupuesto completo. Muy a menudo un presupuesto refleja la profesionalidad de la empresa que lo hace, debe incluir todos los datos de la empresa, los plazos, las condiciones, por supuesto el precio y alguna personalización a tu caso. Esto último refleja que se han tomado la molestia en entender tu caso particular y en tratar de explicarte por qué vas a conseguir tus objetivos trabajando con ellos.

2. Plazos claros y realizables. Debe estar muy claro cuando vas a recibir el trabajo y que sea un plazo lógico. Desconfía si el plazo es demasiado corto. Una buena traducción lleva su tiempo.

3. Entrega en plazo o notificación en caso de problemas. En las condiciones del presupuesto debe estar especificado el proceso que se va a seguir si, por los imponderables que siempre pueden surgir, algo va mal y no pueden entregarte el trabajo en el plazo establecido.

4. Oportunidad de revisión. Debes siempre tener la posibilidad de revisar el resultado de la traducción antes de proceder al último pago. Esta opción debe también estar incluida en las condiciones del presupuesto.

Confianza

Esta es la parte más difícil, porque ¿cómo puede alguien fiarse de lo que lee en una página web, en un anuncio o en cualquier otro medio digital?

Te voy a contar un pequeño secreto del mercado de la traducción: las agencias de traducción no suelen tener traductores en plantilla, la mayoría de los traductores trabajan de forma independiente y reciben encargos de una o varias agencias.

El tema funciona así: las agencias buscan clientes y los traductores traducen.

Las buenas agencias establecen relaciones duraderas con sus traductores y añaden una capa de servicio por encima del trabajo del traductor para que tú recibas la calidad y la profesionalidad necesarias. Otras, en cambio, se dedican a promocionar la cantidad de traductores que tienen repartidos en todos los países del mundo sin añadir valor añadido. Desconfía cuando veas algo así.

Lo que realmente funciona para infundirte confianza es la opinión de otros y si son conocidos mejor, pero hay veces que no tienes esa opción o, por lo que sea, necesitas encontrar una forma de fiarte de lo que te dicen.

Lo que te proponemos es que hagas un par de preguntas, las respuestas contribuirán a aumentar tu nivel de confianza:

1. ¿Me puedes dar la referencia de algún cliente con un perfil similar al mío? Independientemente de que vayas a preguntarle realmente a ese cliente o no, la respuesta que recibas te dirá si tienen clientes similares a ti y una idea sobre su profesionalidad.

2. ¿Me puedes dar algún ejemplo de un trabajo que hayáis hecho? Una vez más la respuesta hablará de la profesionalidad de la agencia. Desconfía si te lo dan sin más, la confidencialidad debe ser la norma. La respuesta correcta debería ser que tienen que consultar con su cliente antes de poder darte el trabajo que han hecho para ellos.

Con todo esto tu checklist debe ser el siguiente: 

 

En cuanto a la calidad:

  • Traductor con título
  • Traductor nativo
  • Traductor especialista

En cuanto a la profesionalidad

  • Presupuesto completo
  • Plazos claros y realizables
  • Entrega en plazo o notificación
  • Posibilidad de revisión

En cuanto a la confianza

  • Referencias de otros clientes
  • Ejemplos

No nos queremos despedir sin hablarte un poco de nosotros. Somos Noelia y Roberto, socios de Landaluze, translations & more.

Landaluze es una agencia de traducción que Noelia puso en marcha hace ya unos añitos con unos valores muy claros de dar el mejor servicio posible a sus clientes y contribuir un poquito a la mejora de nuestra sociedad colaborando en causas solidarias.

Los dos coincidimos en una multinacional americana a principios de este siglo, éramos más jóvenes y en aquel momento nos dedicábamos a fortalecer nuestras carreras y a pasárnoslo lo mejor posible.
Hace ya tiempo que dejamos de trabajar para otros y nuestros caminos se volvieron a juntar porque, bueno, realmente no sabemos por qué… el caso es que ahora estamos juntos en esta aventura ¡y pensamos estarlo por mucho tiempo!

Seguimos pasándonoslo muy bien y tratando de solucionar los retos de nuestros clientes relacionados con el mundo de la traducción.

¡Estaremos encantados de solucionar los tuyos!

© Landaluze translations & more 2022