¿A ti también te preguntaban qué quieres ser de mayor cuando eras pequeño?

Yo, el recuerdo que tengo ahora, es que me lo preguntaban constantemente.

Y también recuerdo que no me gustaba nada que lo hicieran.

Porque yo no quería ser nada. Ni futbolista, ni bombero, ni policía, ni médico….

Nada.

No es que no quisiera hacer nada, que sería un buen trabajo por otra parte. Es que no entendía la pregunta.

¿Es que hay que querer ser algo?

De tanto preguntarlo parecía casi obligatorio tener una vocación.

A la hora de tener que elegir una carrera ahí ya no tuve más escapatoria. Había que elegir algo. Y elegí la carrera por la que iban los amigos con los que me llevaba mejor.

Económicas.

Pero resultaba que mis padres no tenían dinero y solo podría hacerla si también me daban una beca, en la petición de esa beca había que poner cuatro carreras. Me dieron la beca para la cuarta que puse.

Ingeniería de Telecomunicación.

Así que me tuve que ir a un sitio totalmente distinto a estudiar telecomunicaciones.

Vamos a dejarlo aquí porque si no te cuento la historia de mi vida. Solo decirte que nunca he ejercido de Ingeniero de Telecomunicación aunque terminé la carrera. Hice otras cosas.

Ahora llevo con mi amiga Noelia una agencia de traducciones donde nos lo estamos pasando muy bien.

En el medio hubo otras muchas cosas, pero no vienen al caso.

El caso es hablarte de nuestros servicios y convencerte de que nos compres, pero no voy a hacerlo.

Me lo he pasado bien escribiendo este email y no me apetece ponerte aquí un mensaje comercial.

Solo te dejo el link para que nos pidas presupuesto, si quieres.

Y si no, perfecto. Mañana más.

© Landaluze translations & more 2022