Hay veces que para hacer un trabajo completo necesitas una traducción, tú no te dedicas a traducir pero tu cliente lo necesita.

Normal, cada uno es experto en lo que es y hace lo que hace. Aunque estas cosas pasan, a veces tu cliente necesita algo que tú no ofreces. 

Esto pasa a menudo en despachos de abogados, en el mundo inmobiliario o en agencias de marketing. Puede ser necesario traducir un contrato para que una de las partes tenga claro lo que está firmando, o las características de un inmueble para llegar a otros mercados, o traducir contenidos de una web para vender un producto o servicio a un mercado distinto de aquel en el que la web fue concebida. 

En fin, hay muchos casos en los que la traducción es necesaria. Y claro, a ti te gustaría que tu cliente tenga lo que necesita, pero el problema es que no traduces y te enfrentas al problema de recomendar un buen servicio de traducción a tu cliente.

Uno que no te dé más trabajo, en el que puedas confiar y con el que sepas que tu cliente está en buenas manos.

¿Qué tiene que tener un buen servicio de traducción?

Con una simple búsqueda en Internet te saldrán unos cuantos y, para el ojo no acostumbrado, no es fácil distinguir de un vistazo cuál de ellos va a ser el más apropiado.

Lo que estás buscando es uno en el que puedas dejar a tu cliente en buenas manos, con la confianza de que va a recibir un buen servicio.

Pongamos las cosas claras: nosotros somos una agencia de traducción y por supuesto te vamos a recomendar nuestro servicio, pero también queremos ayudarte a darte unos criterios que te ayuden a elegir. 

Luego, oye. Cada uno es cada uno, puedes hacer lo que quieras, faltaría más.

Pero vamos a ello. Hay dos cosas indispensables de las que te tienes que asegurar:

  1. Ofrecen calidad en la traducción: para esto chequea que utilizan traductores titulados, nativos en el lenguaje de destino y con formación en traducción.
  2. Ofrecen un servicio profesional: esto es difícil de averiguar simplemente mirando la página web pero hay algunas cosas que te pueden dar pistas.
  1. Los precios no deben ser demasiado bajos. Un precio bajo puede ser indicador de un jugador disruptivo que ha encontrado la forma de ser más competitivo en un determinado mercado. En el de la traducción profesional no ocurre eso, precios muy bajos suelen ser un indicador de mala calidad o de un bajo nivel de servicio.
  2. Ofrecen la elaboración de un presupuesto con plazos claros. Esto es un buen indicador porque habla de una empresa con procesos establecidos que busca la satisfacción del cliente.

Y luego queda la parte de la confianza, en una selva como Internet uno desconfía hasta de los que salen en la página 50 de las búsquedas que hace.

Y no es para menos visto todo lo que hay por ahí afuera.

¿Por qué confiar en una agencia de traducción a la que no conoces?

Esta es la parte más delicada, seguramente has hecho ya compras por Internet y más de una vez has hecho una compra sin conocer demasiado bien la empresa a la que compras.

Algunas veces habrá sido por necesidad, porque son los únicos que ofrecen un determinado producto. Otras veces simplemente porque el precio era bajo y por lo tanto tu riesgo percibido también. Algo muy cercano a la compra compulsiva.

Pero claro, eso no ocurre con las agencias de traducción. Hay muchas así que no hay compra por necesidad y también la compra compulsiva está fuera de juego aquí, porque no estás comprando para ti sino intentando aconsejar a tu cliente.

Está el tema de los testimonios en las webs, pero estarás conmigo que eso es algo que cada vez está más devaluado. No es porque puedan ser simplemente mentira, que puede ser, sino porque normalmente son testimonios de personas que no conoces, que pueden tener otra trayectoria vital y diferentes necesidades que les pueden hacer valorar muy bien algo por lo que tú no pagarías un duro. 

En fin, el caso es que los testimonios no es algo de lo que uno se pueda fiar.

Lo que te recomendamos desde aquí es que revises la web y trates de encontrar algo que resuene contigo. Cualquier propietario de negocio pone en su web mucho empeño y dedicación para intentar explicar a su posible cliente quién es, por qué hace lo que hace, cuáles son sus valores…

En nuestro caso, puedes ver en nuestra web que tenemos un componente solidario muy potente y tratamos de devolver a la sociedad parte de lo que nos ha dado. Quizá eso resuene contigo, quizá no.

Nosotros no podemos hacer nada para que eso contribuya a convencerte de que somos una empresa con valores profundos, en la que se puede confiar, pero es lo que somos y por eso lo ponemos. Estamos convencidos que la mayoría de nuestros competidores hacen lo mismo, intentando definir su valor diferencial con las mejores intenciones posibles. 

Somos así, nos gusta pensar bien de la gente:-)

También está, por ejemplo, el hecho de llevar varios años en el mercado. Nadie sobrevive en un mercado como el nuestro sin hacer un trabajo de calidad con un buen nivel de servicio.

Pero, al final, siempre será tu decisión. Lo que esperamos es que este artículo te haya ayudado a encontrar una buena agencia de traducción para tu cliente.

Y si no es así, pues por lo menos que hayas pasado un buen rato

© Landaluze translations & more 2022