CONSIGUE TRADUCCIONES CON VALIDEZ JURÍDICA

Traducción jurídica

“Traducir es hacer un viaje por un país extranjero” G. Steiner

¿Acabas de finalizar un año de estudios en el extranjero y necesitas homologar tu título o certificado académico?

¿Has conseguido un trabajo en el extranjero y necesitas traducir el certificado de antecedentes penales?

¿Necesitas aportar documentación extranjera o prestar una declaración ante una Administración Pública en algún proceso administrativo o judicial?

¿Contratos, escrituras de constitución, licitaciones o certificados empresariales extranjeros que deban presentarse ante una autoridad española para su reconocimiento?

¿Documentación aportada en procedimientos de naturalización, permisos de residencia?

¿Testamentos otorgados en el extranjero, partidas de nacimiento, certificados de matrimonio, de defunción?

¿Actas y poderes notariales otorgados en el extranjero?

Entonces lo que necesitas es una traducción jurada, y en Landaluze, translations & more te la podemos proporcionar.

¿Qué es una traducción jurada?

En España recibe el nombre de traducción jurada aquella traducción de documentos escritos en una lengua extranjera y que se realiza para que tenga algún efecto legal ante un determinado organismo oficial, es decir, que tiene validez jurídica. Las traducciones juradas han de llevar siempre el sello y la firma del traductor-intérprete jurado.

¿Qué es un traductor jurado?

Un traductor jurado es aquel capacitado para certificar la fidelidad y exactitud de sus traducciones y acreditado para otorgar validez legal a la traducción del contenido de un documento en otra lengua. En España, solo pueden realizar traducciones juradas los traductores habilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC) para traducir de una lengua extranjera a una de las lenguas oficiales del Estado español y viceversa. A través de su firma y sello autentifica el contenido de la misma y, en la última página de la misma, debe constar una certificación que acredite su carácter de traducción jurada.

Proceso de acreditación de un traductor jurado

Los traductores jurados no son funcionarios públicos ni cuentan con una plaza oficial, son profesionales independientes que ejercen su profesión de forma autónoma o dentro de una empresa. Los requisitos que han de cumplir para poder obtener el título son estar en posesión de estudios universitarios; no tener antecedentes penales; y que el MAEC acredite que están debidamente cualificados a través de uno de los dos sistemas vigentes:

  • Mediante la superación del examen de idiomas de la Oficina de Interpretación de Lenguas.
  • Por reconocimiento de título extranjero obtenido en otro país comunitario.
Solicita presupuesto de traducción

SOLICÍTANOS PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

SOLICITAR PRESUPUESTO